Archivo de la categoría: 1 etapa EV: entrevistas

Fin de la primera etapa de “EV”, como revista -sobre todo- de entrevistas

En nuestra primera etapa como revista nos centramos sobre todo en el género de la entrevista, con la oportunidad de contactar con personas muy destacadas en muchos casos; e interesantes en todos. Así pudimos hablar con directores de museos, portavoces de ong’s, grandes científicos, cocineros, gente del mundo del circo… O deportistas como Kilian Jornet. También con personalidades que no necesitan presentación y que son por todos conocidos, como Carme Ruscalleda, Manel Fuentes, Moisès Broggi o el Pare Manel, entre otros.

Después de realizar en este tiempo monográficos sobre temas de internacional como Sarajevo y dedicar espacio a temáticas de viajes como los realizados sobre Guernica con motivo del 80 aniversario del bombardeo sufrido durante la Guerra Civil española o el ‘Especial’ dedicado en el cuarto número a Egipto, damos un giro a nuestra revista que en esta segunda etapa va a dedicarse más a estas temáticas para acercarnos al mundo y a sus gentes. En cualquier caso muchos de los contenidos publicados estarán disponibles en esta página web.

_DSC3681jornet01minic_retrato_bn01_dsc3932turrones02_dsc6291foto perfilslavko mitric_DSC1860[1]DSC_4886lama-wangchen_webpare manel

Anuncios

Guernica, 80 años después de los bombardeos de 1937

En el próximo número de la revista “EV” (que sale este septiembre), hacemos un repaso del bombardeo de 1937 durante la Guerra Civil española sobre la población de Guernica, que dio más tarde pie al célebre cuadro de Picasso y que convirtió ese pueblo vasco en símbolo internacional desde entonces y hasta la actualidad de la lucha por la paz. El bombardeo se produjo un lunes, día de mercado, y aunque las tropas ‘nacionales’ (de Franco) quisieron inicialmente justificarlo bajo la voluntad de cortar la retirada de las tropas republicanas destruyendo un pequeño puente de unos 15 metros de largo, la realidad es que tras las tres horas de destrucción (pocas veces vistas hasta la fecha sobre población civil y por parte de la aviación), el puente seguía en su sitio pero el 70% del pueblo ardía. En un reportaje emitido por la La Sexta este verano se explicaba cómo la estrategia de la Legión Cóndor alemana ideó un plan, tristemente de alta eficacia, conformado de varias fases. La primera quería destruir los tejados de las casas para en una segunda oleada dejar caer en el interior de los inmuebles bombas incendiarias que hicieran arder todo lo que fuera susceptible de hacerlo. Desgraciadamente tuvieron éxito y se produjo, en palabras de algunos testigos que padecieron el bombardeo, muchos fuegos de gran impacto sobre las estructuras de las casas. La estampa, que más tarde, durante la Segunda Guerra Mundial se reproduciría en muchos otros puntos de Europa, fue desoladora.

(A continuación reproducimos un fragmento del artículo que publicamos)

guernica

Fueron cerca de 3 horas, desde las cuatro de la tarde hasta las siete, las que marcaron para siempre la historia de Guernica. Era lunes, día de mercado, la Guerra Civil iba ya camino de su primer año de contienda ese 26 de abril cuando aparecieron los primeros aviones alemanes de la Legión Cóndor en el horizonte. Lo que seguiría sería una operación muy bien diseñada y con un único objetivo: destruir completamente la ciudad. O por lo menos reducirla a su mínima expresión, ocasionando unos daños materiales raras veces observados hasta la fecha.

El número de víctimas presenta oscilaciones muy considerables. Desde los más de 1.600 (1645) y 889 heridos hechos públicos apenas unos pocos días después del ataque por el gobierno vasco hasta otros historiadores que cifran los muertos en algo más de un centenar. Entre 200 y 250 es una cantidad que muchos expertos dan por buena aunque parece muy difícil de verificar dados los ingentes esfuerzos de las tropas franquistas por eliminar pruebas, papeles o registros en los días posteriores. Incluso, trataron de negar la autoría del ataque, esencialmente llevado a cabo por la aviación germana y con apoyo italiano, atribuyéndoselo a las fuerzas gubernamentales o, en sus propias palabras, “a los rojos comunistas”. De hecho, tendrían que pasar muchos años hasta que la Dictadura reconociese estar detrás del bombardeo sobre Guernica. Durante la guerra se jugó a la desinformación pero con poco acierto. La presencia de periodistas internacionales durante aquellas fechas en Bilbao y en la región hizo que la noticia apareciera en muchos rotativos extranjeros desacreditando la versión ofrecida por los nacionales. Se señala especialmente a un periodista, George Steer, que trabajaba para The New York Times, y que fue quien señaló por ejemplo que las bombas que habían caído sobre Guernica eran alemanas.

_DSC0200

El propósito fue arrasar el pueblo
La intención, el objetivo, que motivó tal bombardeo parece difícil de comprender. No se trataba de un lugar estratégico a nivel militar, se enfocara por donde se enfocara pese a contar con cierta industria armamentística –y que tradicionalmente ha sido parte del tejido productivo de la ciudad- o que se arguyera que la intención era cortar la retirada a las tropas republicanas. Para ello, aseguran, querían derribar un puente situado en la parte este de la ciudad, de apenas unos 15 metros de longitud y que parece harto improbable que la mejor forma de destruirlo fuera mediante el uso intensivo de aviación, cazas y bombas explosivas e incendiarias. Además, tras el ataque, precisamente el puente siguió estando en su mismo sitio y siendo transitable. Por el contrario, el 70% de las casas quedaron destrozadas. Los niveles de destrucción fueron espeluznantes, un anticipo de imágenes que más tarde se verían durante la Segunda Guerra Mundial, protagonizadas por las fuerzas alemanas y aliadas. En un reportaje emitido este verano en el canal de TV La Sexta se enumeraban varias de las etapas en que se dividió el ataque: la primera, según apuntaban, buscaba mediante el uso de bombas explosivas destruir los tejados de las casas. La segunda, mediante el uso de artefactos incendiarios una vez las casas y los edificios estaban desprovistos de los tejados, era hacer arder los interiores de las estructuras, hechas en muchos casos de madera. Y el nivel de eficacia de esta estrategia tan bien planificada fue muy elevado. Detrás se encontraba un militar germano, teniente coronel, ingeniero, y de apellido conocido entre el estamento castrense alemán. Su nombre era Wolfram von Richtofen, primo de Manfred von Richtofen, más conocido por sus gestas como aviador durante la Primera Guerra Mundial como “el barón rojo” (…)

(Puede leerse el artículo completo en el número 07 de la revista “EV”)

Pare Manel: “No hay más Dios en el Papa que en cualquiera de nosotros”

El Pare Manel trabaja desde los años setenta en el distrito de Nou Barris. Es un sacerdote distinto, atípico, que viste de calle y que desde entonces se preocupa por sus vecinos. Acude a la cárcel, tanto de jóvenes como de mayores, y desarrolla actividades para los más pequeños y adolescentes mediante una amplia oferta de actividades de deportes, música, refuerzo escolar, ‘casals’ o comidas, entre muchas otras. Asegura que en la educación se encuentra unas de las claves para el futuro desarrollo de los chavales, ya que es esencial haber “experimentado experiencias de amor, comprensión, ternura o bondad” para interiorizarlas y poder proyectarlas en el futuro a los demás. Desde 2004 todos estos proyectos se transforman en su Fundación, que desarrolla un trabajo encomibale y fundamental en el barrio y que le han valido el reconocimiento de la ciudad y de Catalunya con la Cruz de Sant Jordi y la Medalla de Honor de Barcelona. Este año ha sido candidato a “Català de l’any”. Asegura sentirse abrumado por tantos reconocimientos, que no esperaba aunque él sigue con su actitud al lado de los más necesitados.

(En el próximo número de “EV” publicamos una amplia entrevista con él para conocer más sobre su persona. Aquí reproducimos un extracto de la misma)

_DSC1202

En un artículo sobre usted se usaba mucho el término “bondad” para referirse a su persona pero, ¿qué es para usted?

Para mí la bondad es la dimensión del ser humano donde se encuentra su realización a través de la solidaridad, la comunicación y el amor. Lo que pasa es que siempre no podemos ser buenos. Una persona no es mala porque quiere sino que muchas veces se debe a una serie de circunstancias o motivos.

Usted ha dicho que los presos en cierta manera también son “víctimas”.

Sí, generalmente vemos o juzgamos a los demás de forma espontánea de modo que uno sólo mira el mal que el otro le ha hecho pero no analiza ni contempla el mal que uno hace. Es muy delicado hablar sobre este tema porque con ello no pretendo justificar el mal pero sí subrayo que generalmente en todas las actitudes, el código penal, los juicios y en todo el sistema represivo no se tiene en cuenta el por qué. Hay que preguntarse por qué una persona roba, por qué una persona pega, por qué una persona tiene una deformación sexual… Sólo cuando nos preguntamos el por qué de las cosas podemos encontrar posibles soluciones. Y no quiero decir con ello que existan siempre. Yo no soy optimista con la vida, no puedo serlo porque veo demasiada mierda cada día. Y no sólo por lo que pasa en mi entorno sino por lo que pasa en general en el mundo.

Con esto tampoco quiero decir que no podamos hacer nada para que las cosas vayan mejor. Lo único que digo es que cualquier persona, un niño o una niña, que no ha encontrado desde su nacimiento una experiencia de amor, de crecimiento ni se ha sentido acompañado, es muy probable que luego no pueda o no sepa practicar la humanidad o la bondad.

En este sentido, ¿hasta qué punto cree que nos condicionan las circunstancias?

Dependerá de muchos casos pero, en general, de forma muy significativa. Si no puede haber un proceso de liberación, es complicado. Una niña que ha sido abusada por su padre o por su hermano, su tío o el abuelo, si no puede rehacer esta experiencia de violación, se le hace muy difícil. No digo que no pueda porque he conocido gente con experiencias traumáticas, hándicaps, y han sido capaces de superarlos pero sí que es muy complicado. En cualquier caso se trata de experiencias que marcan muchos, como nos marcan a todos.

Usted se estaba refiriendo a casos muy traumáticos y muy duros, pero refiriéndonos a experiencias menos extremas, ¿hasta qué punto podemos superar nuestras circunstancias?

Por supuesto que las personas pueden sobreponerse a circunstancias adversas, eso por supuesto. Cada uno tiene capacidad para superar sus defectos.

¿Por qué se acaba en el mundo de la droga, de la delincuencia…? Además, usted ha conocido muchos casos.

Imagino que porque en lugar de experimentar procesos de crecimiento, la persona vive procesos de deterioro. Ningún niño de siete años es malo pero dependiendo de qué educación reciba, puede acabar convirtiéndose en alguien malo; quiero decir en alguien que haga daño a otras personas o que las utilice para su beneficio. Esto último, en definitiva, es la esencia de la maldad: buscar el provecho propio independientemente de la forma o la finalidad.

Veganos, ¿moda o cambio de conciencia?

El año pasado Barcelona se declaró como ciudad “veg-friendly” y este año ha albergado una de las ferias del sector a nivel internacional de mayor prestigio. El auge de este tipo de dieta crece y ha dejado de ser una anomalía o cosa exótica para cada vez conocerse más y también aceptarse mejor. Ya no es sólo un pasito más al extremo de los vegetarianos sino un cambio de conciencia y una mayor sensibilidad hacia los animales, su trato (o maltrato) y luchar contra su explotación. En el número 07 de la “EV” profundizamos sobre este tema con una de las trabajadoras (vegana), Helena Escoda, de la tienda pionera en Barcelona, Ecocenter.

A continuación os dejamos un fragmento de la entrevista que mantuvimos y que publicaremos íntegramente en la versión en papel.

_DSC0856

 

Ustedes son pioneros en la apertura de locales destinados a la comunidad vegana. Abrieron en 2010, en una época donde aquí todavía se hablaba poco de este movimiento.

Abrimos hace siete años por iniciativa de un grupo de personas veganas que tenían un proyecto en común como era acercar esta filosofía de vida a todos aquellos que apostaran por ella. Creíamos en ella como postura ética, alejada de modas. Creemos en un tipo de vida sin explotar ni matar ni hacer ningún tipo de daño injusto e innecesario a los demás animales.

 

Uno de los mitos es que se trata de una dieta baja en proteínas.

Realmente es un mito porque una dieta vegana no tiene por qué tener carencias de proteínas si se hace bien. No podemos decir que la dieta vegana o cualquier otra sea mala. Hay que saber planificarla. Se puede comer de todo y comer muy mal. De hecho, si miramos lo que son los hábitos alimenticios en sociedades como la nuestra o en Occidente, la comida ha empeorado mucho. Se tiende más al precocinado, a las frituras, a comer con mucho azúcar, comida con mucha proteína de origen animal… Y todo esto tiene como consecuencias el colesterol, diabetes tipo 2… Todo lo que se entiende como fast-food se ha demostrado que en todos estos países ha tenido unos efectos nefastos para la salud pública. Por lo tanto, una dieta vegana que esté bien planificada no tiene por qué tener carencias, si la persona cada día come su ración de legumbres y su ración de proteína vegetal sea a través de setas, altramuces… O también algas o las mismas legumbres, que son la base proteica de la dieta mediterránea (y no, para nada, la carne roja).

¿Para comenzar con la dieta vegana, recomienda, como se hace, ir primero al nutricionista?

Yo recomiendo a cualquier persona ir al nutricionista, no sólo al que quiere seguir una dieta vegana. Es fundamental porque todo el mundo debería tener una educación sobre como alimentarse equilibradamente. Hoy en los colegios nos enseñan lengua, matemáticas, historia, sociales… pero también nos tendrían que enseñar nutrición. Yo, hasta hace unos años, comía cualquier cosa solo porque me gustaba. El problema es que nos falta esa formación sobre nutrición equilibrada. Y es muy importante porque es una forma de prevención de salud pública.

La gente, cuando quiere dar el paso a la dieta vegana, por miedos o falsos mitos suele informarse mucho pero al hacer esto toma conciencia de lo importante que es alimentarse bien y cómo hacerlo. El veganismo en este aspecto no tiene que dar miedo porque pese a que se excluyen muchos productos de origen animal también se incorporan muchos otros. Desaparecen miel, derivados de los lácteos o huevos, además de las carnes, embutidos, etc. Pero, yo por ejemplo, antes de ser vegana, no tenía ni idea de qué era la quinoa, el trigo sarraceno, el tofu… Había legumbres, frutas y verduras que apenas conocía…

Casi el 1% de la población mundial es refugiada o desplazada

Estos días se ha celebrado el “Día Mundial del Refugiado” (que incluye a desplazados; refugiados dentro de las fronteras del propio país o “Idp’s” -como se les conoce en el ámbito de organizaciones internacionales y/o humanitarias) y las cifras en 2016 siguieron creciendo hasta sobrepasar los 65 millones de personas. Los principales países de procedencia de estos refugiados o desplazados son ya, tristemente, conocidos: las causas, guerras y situaciones políticas y sociales muy críticas. Se trata sobre todo de los conflictos en Siria, Sudán del Sur, Congo, Iraq, República Centro-africana o Afganistán. La mayoría de desplazados, en número absoluto, se sitúan en las regiones cercanas a las fronteras de aquellos países. Es decir, solo a excepción de Alemania y Suecia (este último, en datos relativos de proporción de refugiados por cada mil habitantes), son Turquía, Pakistán, Jordania, Libano o Uganda por citar a algunos de los que mayores concentraciones registran.

En el número 05 de “EV” analizábamos la situación de los refugiados con el portavoz de Amnistía Internacional en Catalunya, Dani Vilaró. Aquí reproducimos un extracto de la misma (foto cedida por AI).

Kakuma Refugee Camp, Kenya, 2016

Haciendo una radiografía global, ¿cuántas personas en el mundo hoy podrían estar consideradas como refugiadas?

Pues estaríamos hablando de una cifra entre 21 y 25 millones de personas ( las que sumar, las cifras de desplazados).

Y, ¿hacia dónde se desplazan principalmente?

La mayoría de los refugiados se encuentran en África. Personas que huyen de un país y se establecen en otro. Muchos países vecinos los están acogiendo, sobre todo alrededor de dos puntos: por un lado, toda la zona cercana a Somalia, Eritrea, Kenia y Etiopía. Y por otro, toda la zona próxima a Nigeria, con el problema con Boko Haram. Afecta a países como Camerún, Chad, etc. Luego también están Sudán, Congo… y los conflictos que viven.

Allí, los procesos de asilo, ¿cómo funcionan?

Allí sí existen campos de refugiados muy grandes y multitudinarios de Naciones Unidas como el de Daadab, que es el más grande del mundo, con cerca de 90.000 personas y que se encuentra en Kenia. Lo que pasa es que no se gestionan las solicitudes de asilo pero se les ofrece ayuda humanitaria a través de distintas agencias de la ONU.

Estas situaciones están pasando ahora en países como Turquía, que tiene cerca de dos millones de refugiados de la guerra de Siria. Y Jordania tiene una cifra parecida. Líbano, que tiene una población de tres millones, tiene cerca de un millón de refugiados sirios. Entre esos países acogen a prácticamente el 90% de los refugiados de aquel conflicto.

Y dentro del drama de los refugiados, se encuentran las situaciones especialmente delicadas de mujeres y niños, que muchas veces viajan solos. Y las mafias que se aprovechan.

Sí, es que parte importante de los refugiados son niños. La mayoría son familias. Y existen estas mafias que los utilizan. Nosotros, delante de algunas de las acciones que se han tomado y que se han justificado para acabar con la acción de las mafias, defendemos que si existieran rutas legales y seguras de acceso al asilo y a la protección, éstas desaparecerían. Nosotros pedimos que las personas que, según la jurisdicción internacional, tiene derecho a pedir protección, puedan hacerlo sin tener que recurrir a estas rutas tan peligrosas que alimentan a las mafias y que están causando tantas muertes.

Poner vallas y cerrar rutas marítimas y fronteras, por el contrario, es lo que está alimentando a las mafias porque no deja ninguna otra opción a las personas que huyen de zonas de conflicto, situaciones de persecución, etc.

¿Cómo podrían articularse estas rutas legales y seguras?

Puede hacerse perfectamente. Una fórmula sería utilizando las embajadas de la Unión Europea en países como Jordania, Líbano, Turquía… para que realizaran las peticiones pertinentes. Los países europeos tienen allí sus representaciones diplomáticas. ¿Por qué no se permite que la gente que se encuentra en aquellos países haga los trámites desde allí? ¿Por qué se les obliga a llegar a un país europeo para hacerlo y que hace que vayan locos por pisar terreno europeo?

Y, ¿por qué no se está haciendo?

Porque no hay voluntad política para desbloquear esta situación. Es la única explicación que encontramos: no hay intención de resolverlo porque medidas las hay y se podrían tomar pero no se está haciendo.

Nosotros, desde Amnistía Internacional, pedíamos que los países más desarrollados del mundo se comprometieran a acoger 400.000 refugiados sirios cada año hasta que se resolviera el conflicto. La Unión Europea, Rusia, China y un bloque de países africanos se han negado. Estados Unidos estaba dispuesto a acoger una cifra importante. Canadá ya ha acogido 40.000. Alemania ya tiene más de 70.000 sirios. Algunos países están predispuestos pero otros, muy poco. Gran Bretaña no debe haber acogido ni a 10.000, Italia tampoco se  mueve en cifras apreciables…

¿Por qué no se ataca el origen del problema?

Atacar el origen del problema es un buen planteamiento pero, aunque a mucha gente le parezca que están llegando muchas personas, es una cifra perfectamente asumible por los 28 países de la Unión Europea. El problema es que hay países que han dicho que no van a recibir ninguno, casos por ejemplo de Hungría o Polonia, mientras otros tienen que asumir 40.000. Esto genera un desequilibrio evidente. Los números de los que estamos hablando no representan ni el 1% de la población europea.

Kilian Jornet, un “extraterrestre de la montaña” de alma sencilla

Kilian Jornet ha vuelto a llamar la atención de todos los medios en las últimas semanas después de subir dos veces en pocos días al Everest, sólo y sin oxígeno ni ayudas de ningun tipo. La mayoría de todos nosotros nos sorprendemos ante las gestas de una persona que pasa por ser probablemente el mejor corredor de montaña, “sky-runner”, del mundo y una figura relacionada de mil maneras con ese entorno. También a nivel humanitario después de implicarse con los afectados de los terribles terremotos de Nepal de 2015. Además ha escrito un par de libros, no sólo sobre sus hazañas sino sobre todo sobre su particular e interesante forma de pensar que trasluce una persona sencilla, sensible, algo tímida y que es feliz en comunión con la naturaleza.

En la revista “EV” tuvimos la suerte de poder publicar una entrevista con él en el primer número y relacionada con la edición de su primer libro “Correr o morir”. A continuación reproducimos un extracto de aquella entrevista (fotos cedidas por el equipo de Kilian Jornet).

jornet02

En su libro dice que es una persona más de “intentar” que de “querer ser”: tímida, asegura. La verdad es que sus resultados parecen reflejar otra cosa, ¿no?

Cuando te planteas quién quieres ser muchas veces te centras en un objetivo lejano sin tener en cuenta lo que tienes que cambiar o la persona en quien te tienes que convertir para conseguirlo. Si te planteas quién quieres ser, los objetivos llegarán. En la montaña no se puede hablar de récords de ascenso antes de bajar sino de tentativa. Lo importante no es la cima alcanzada sino todo el camino que se ha hecho para conseguirlo.

¿ Por qué esta pasión por correr? ¿Qué le aporta o qué encuentra en ello?

La montaña es mi medio, es donde me siento arropado y donde puedo expresarme. Me encuentro a mi mismo a través de la montaña  y de las personas que voy conociendo. Me da la felicidad de descubrir lugares, personas y quién soy.

Algún secreto tendrá este deporte, especialmente si tenemos en cuenta el éxito espectacular que está teniendo en los últimos años y que lo está convirtiendo en uno de los más populares con cada vez más carreras por todas partes. ¿Cómo explica este fenómeno?

Vivimos en una sociedad que cada vez está más en ciudades y donde los trabajos son mayoritariamente sedentarios. El ser humano como animal que es, necesita moverse y reencontrarse con la naturaleza. Y el trailrunning es el medio perfecto para hacerlo.

Su disciplina está muy ligada a los deportes de aventura, de riesgo, extremos, que cada vez tienen también más tirón entre la gente.

Lo extremo, el riesgo, la adrenalina nos permite tomar decisiones y reencontrarnos con el lado épico o heroico en una vida que es cada vez más monótona en un sistema que cuida de nuestra seguridad. Todo, desde las multas de tráfico hasta los planes de pensiones: los controles están pensados para evitar cualquier riesgo. Estos deportes nos acercan a la sensación de jugar con nuestras decisiones.

Precisamente, su filosofía, podríamos considerarla un poco extrema, ¿no? En el Manifiesto del Skyrunner, asegura: “Pararse, toser, tener frío, no sentir las piernas, sufrir náuseas, vómitos, dolor de cabeza, golpes, sangre… Hay alguna cosa mejor?”

¿Conseguir algo sin esfuerzo tiene el mismo gusto?  Creo que cuanto más difícil es el camino y cuanto más hemos tenido que trabajar para conseguir una cosa, más grande es la satisfacción obtenida.

¿Por qué Sherlock Holmes es el detective más popular de la literatura universal?

Se han hecho infinidad de películas, series, dibujos, cómics… El detective creado por Sir Conan Doyle superó todas las expectativas de su propio autor, cuya primera entrega apareció a finales del siglo pasado junto a un almanaque de cocina. Después, bastantes cuentos y un par de novelas después, Doyle resucitó al propio personaje que había matado en las cascadas de Reichenbach por presión popular, de su propia madre – que ejercía una notable influencia sobre el autor, no así su padre con graves problemas de salud- y, sobre todo, por una oferta irrechazable de la revista americana Collier’s que, al cambio, le puso sobre la mesa el equivalente, aproximadamente, a un millón de dólares.

En los últimos años han aparecido, entre muchas otras propuestas un par de series: una, americana, “Elementary”, y otra de la BBC, con el famoso actor Benedict Cumberbatch, que han acercado más el complejo y apasionante universo de Holmes a los espectadores. Holmes, creado en base a la experiencia de Doyle en la universidad de Edimburgo e inspirado en un profesor de Anatomía Forense, despierta, por lo pronto, gran curiosidad. De inteligencia deductiva prodigiosa, buen espadachín, deportista y aficionado al violín, las interpretaciones histriónicas de Robert Downey Junior en el cine son, en palabra de dos expertos con los que hemos hablado y que aparecen entrevistados en el número 06 de nuestra revista, “bastante distantes” del personaje ideado por el escritor británico.

Aquí os dejamos algunas de las respuestas de estos dos expertos: el presidente, Miquel Ojeda, y el secretario, Jaume Gabaldà, del “Círculo Holmes”:

_DSC7484_b

¿Puede decirse que Sherlock Holmes es el detective más conocido de la literatura universal?
M.O.- No porque sea el nuestro pero piense que, dentro de la novela policíaca o detectivesca, Sherlock está en lo más alto y otros personajes pueden moverse más o menos cercanos a él pero ninguno a su altura. Holmes es, por idiosincrasia, “el detective”, “el maestro”.

¿Qué lo hace tan especial para que destaque tanto respecto al resto?
J.G.- Sobre todo, su personalidad. Por encima de su figura como detective destaca su carácter como una especie de caballero andante moderno, que crea sus propias normas. Él mismo es su propia policía, elige sus casos no por su importancia social sino por su interés, el desafío que representan y la estética del juego, independientemente de si lo plantea un duque, un rey o un ama de llaves. Además es todo un caballero, aficionado al teatro, a la música, es un artista del disfraz, es luchador… Es una mezcla de todas las características que luego a nivel individual puedes encontrar en otros personajes. Es también muy respetuoso con las mujeres y es muy sociable.
M.O.- Hablamos del Sherlock Holmes de los relatos, el original, el del canon. El personaje auténtico. Después se han hecho muchas variaciones, tanto a nivel escrito como en la pantalla y que lo han descrito como antipático o tonto o muchas otras cosas. Ahora tenemos estas series en TV que lo actualizan y…

¿Qué les parece, por ejemplo, la americana “Elementary” en la que el personaje de Watson es una mujer?
M.O.- Para mí, a alguien que le guste esa serie tendría que verla como algo distinto, bajo un nombre como “John Smith y su amiga Li Chung”. La de la BBC la cogí con muchas ganas, los primeros capítulos estaban bien pero después ha ido bajando. La serie me ha ido defraudando y quitando las ganas de seguirla. Le he encontrado bastantes pegas a la interpretación que han hecho del personaje.
Para mí, el actor sobre el que hay más consenso como una de las mejores interpretaciones es Jeremy Brett, lo hizo en los años 80 para Granada TV. Entre los ‘holmesianos’, en general, está considerado como el mejor. Hizo un gran Holmes, aunque para mi gusto se pasó un poco llevándolo hasta los extremos. Los cuarenta y pico episodios que se hicieron fueron canónicos. Después de la cuarta temporada Brett enfermó -tenía trastorno bipolar- y acabó la serie con unos episodios muy malos: por la medicación estaba muy gordo, casi no podía moverse, salía sentado, se maquillaba mucho la cara de color blanco y le daba cosas suyas al personaje que éste no tenía. Todo esto al final. Las primeras cuatro temporadas son brutales, están muy bien hechas.
J.G.- Sherlock Holmes ha ido evolucionando. No es el mismo ahora que en los años sesenta o en el cine mudo. Las inquietudes sociales son distintas. Las representaciones artísticas de Holmes están pegadas a las épocas en que se desarrollan. En épocas más conservadoras el Holmes que se hace es más conservador y liberal cuando la época también lo es. Y tiene que entenderse así.