El ‘Maremagnum’, una privilegiada zona frente al mar de Barcelona

Por Maremagnum popularmente se conoce no solo el propio centro comercial -que es el que lleva el nombre- sino a toda la zona, incluyendo el Acuarium, el Imax, la elegante pasarela de conexión con la parte final de La Rambla -delante del monumento a Colón- o los agradables cuadros expuestos por la Asociación  de Pintores del Port Vell. Es una zona muy comercial, turística, con un régimen especial -abierta prácticamente la totalidad del año- y poco conocida o frecuentada por los propios vecinos de la ciudad de Barcelona.

_R053023

A comienzos de los 2000 se produjo un trágico incidente nocturno que acabó con una persona muerta fruto de un altercado -pelea- por el que algunos de los restauradores se quejaron del “abandono institucional”. Desde entonces esa parte, la de ocio nocturno -bares y discotecas-, ha desaparecido conviertiéndose en un agradable espacio de disfrute y visita diurna, con unas terrazas de preciosas vistas sobre la capital catalana y el mar, ocupando una parte sustancial del Port Vell. También, por supuesto, destaca toda la oferta de tiendas, muy variada en su propuesta yendo desde marcas más exclusivas a otras al alcance de bolsillos más ligeros.

_R053050

Los equipamientos se inauguraron en 1995, si bien la transformación de toda esta zona también -como en muchos otros espacios de Barcelona- coincidió con la celebración de los Juegos Olímpicos de 1992. Por desgracia y como consecuencia de los cambios de consumo, algunos de sus emblemas -como los cines- han cerrado, aunque muchos otros espacios siguen abiertos. Es un lugar curioso e interesante de la ciudad, un centro comercial y toda una área por la que vale la pena dar una vuelta, paseo, y distraerse con las vistas de los barcos, del mar y del puerto. La pasarela, arquitectónicamente y estéticamente, es bella y un lugar muy fotogénico. Y las galerías disfrutan de una privilegiada ubicación que las hace únicas en la ciudad. Los restaurantes, como es de esperar, cuentan en muchos casos con terraza, ideales tanto para comer como cenar, con suaves temperaturas gracias en buena medida al efecto de la brisa del mar.

_R053029

Cerca de vías principales y céntricas de Barcelona como La Rambla o la Via Laietana, toda esta parte es un buen punto por el que hacer pasar el itinerario o para marcarlo com punto de parada o destino. Viniendo, por ejemplo, desde la Barceloneta, aparece primero el Imax y el Acuarium, para seguir con los interesantes cuadros realizados con maestría por buenos artistas, para seguir por el centro comercial y continuar -si no se quiere parar- por la pasarela y conectar con el monumento a Colón y el final de La Rambla. Lo dicho, buen lugar para una visita -más o menos larga, según los intereses de cada uno- a la Ciudad Condal. //