Archivo de la etiqueta: Palestina

Casi 70 años de conflicto árabe-israelí

¿REALMENTE ISRAEL ESTÁ PENSANDO EN LA SOLUCIÓN DE UN SOLO ESTADO PARA EL CONFLICTO CON PALESTINA?

Donald Trump en la reunión con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, mantenida en febrero de 2017 aseguró o dejó entrever la posibilidad de contemplar como posible solución al conflicto entre israelíes y palestinos la creación de un único estado que, según han publicado diversos medios, podría suponer la anexión de facto de Cisjordania y la creación de un ‘mini-estado’ en esa región que concentraría 2,5 millones de habitantes.

Esa pequeña Cisjordania palestina estaría además -como lo está ahora- separada, sin continuidad territorial de la otra parte que constituye Palestina, la Franja de Gaza, de apenas 40 kilómetros de longitud por una amplitud que oscila entre los 12 y 6 kilómetros y que se ve en una situación humanitaria complicada, sobre todo agravada por el bloqueo por mar, tierra y aire israelí que sufre desde hace varios años. Una solución, en cualquier caso, que no cuenta con el aval de la mayoría de la comunidad internacional, partidaria de la solución de dos estados, con el añadido o dificultad del estatuto o consideración de Jerusalén.

Declaraciones de Trump
Asimismo, las declaraciones de Trump, realizadas a finales de 2017, en que anunciaba el traslado de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén tampoco han ayudado demasiado a apaciguar las aguas y traer a las partes negociadoras a la mesa, tras la ruptura entre ambas vivida en 2014. La visita de Mike Pence este pasado enero al Muro de las Lamentaciones y la Knesset –parlamento israelí-, convirtiéndose en el primer vicepresidente norteamericano en pisar la cámara israelí, tampoco han contribuido demasiado o por lo menos no lo han hecho en el sentido más esperanzador para el conflicto.

_DSC3851_b
El conflicto, que dura ya cerca de 70 años, parece lejos de solucionarse

La diplomacia palestina boicoteó la gira de Pence como represalia a las declaraciones sobre el traslado de la embajada de Estados Unidos, que despertó amplias expresiones de contrariedad y rabia en muchos estados árabes. También, entre los palestinos que amenazaron con la declaración de una tercera Intifada, que hasta el momento parece que no se ha acabado por desplegar –aunque sí hubo enfrentamientos durante varias semanas y muertos por ambas partes-. En mayo de 2017, Trump se había entrevistado con el presidente palestino Mahmud Abbas, ofreciéndose como posible “mediador o facilitador” en las negociaciones de paz.

Más de 50 años de conflicto
Las raíces del conflicto, de todos modos, se remontan a la creación del propio estado de Israel en mayo de 1948 cuando, tras la marcha de las fuerzas británicas que habían administrado Palestina mediante un protectorado desde comienzos de los años veinte hasta aquella fecha, se disparó el conflicto entre ambas partes. David Ben Gurion declaró el estado de Israel, de hecho, un día antes que expirara el mandato británico. La ONU, que había estado trabajando en la solución de la creación de un estado judío como respuesta al desastre y sentimiento de culpa que representaron los campos de concentración y el holocausto, sumado a los esfuerzos realizados por el movimiento sionista desde finales del siglo XIX, eran partidarios de la creación de dos estados: uno israelí y otro palestino.


Toda la información sobre los lugares más sagrados del cristianismo de Jerusalén y Belén en el número 09 en papel de la revista “EV, escapadas y viajes”, ya  a la venta en el Fnac de Plaza de Catalunya de Barcelona o por email a: revistaev@gmail.com


El 29 de noviembre de 1947 la Asamblea General de la ONU aprobó un plan para la partición de Palestina, recomendando la creación de un estado árabe independiente y uno judío, y un régimen especial para Jerusalén. Según dicho informe, elaborado por el Comité Especial de las Naciones Unidas sobre Palestina (UNSCOP, por sus siglas en inglés), el territorio palestino incluía “Galilea Occidental, la región montañosa de Samaria y Judea –con la exclusión de la ciudad de Jerusalén-, y la llanura costera de Isdud hasta la frontera egipcia”. Tras el inicio de los choques con una alianza de países árabes, en desacuerdo con la propuesta de Naciones Unidas –por representar una pérdida sensible de territorio que no se correspondía con el peso demográfico y territorial que por entonces ostentaba la población palestina-, Palestina perdió el 50% del espacio propuesto por el plan planteado por la ONU.

Israel, después de la firma del armisticio de 1949 con Egipto, Siria, Líbano, Jordania e Irak, vio como sus fronteras se ampliaban notablemente, erigiéndose de facto desde ese momento en las nuevas fronteras entre ambos países, conocidas como “Línea Verde” y que se verían alteradas nuevamente después de la Guerra de los Seis Días de junio de 1967.


También os puede interesar:

La Iglesia del Santo Sepulcro, el lugar más sagrado del cristianismo

¿Qué sabemos de los Reyes Magos? ¿De verdad eran tres o eran reyes?

La Iglesia del Santo Sepulcro, el lugar más sagrado del cristianismo

 

Construida en el siglo IV, la Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén está considerada como el lugar más sagrado para la cristiandad, es decir, para unos 2.000 millones de personas de todo el mundo.

En ella se encuentra el sepulcro en el que se cree que reposó el cuerpo de Jesús después de ser bajado de la cruz y antes de que se produjera su resurrección dos días después de morir –falleció el 7 de abril de, aproximadamente, el año 30 d.C.-. El Santo Sepulcro fue noticia en 2016 después de que se acometieran diversas tareas de restauración del edículo –el templete en el interior de la iglesia donde se encuentra el sepulcro- ante la evidencia de su claro mal estado que había incluso obligado a cerrar temporalmente su acceso y visita al interior en 2015. La organización National Geographic, la única con permiso para grabar y seguir los trabajos de restauración desarrollados durante ocho meses en el interior de la iglesia, se sirvió de la última tecnología que le permitió descubrir que debajo de la primera losa de mármol del sepulcro se encuentra una segunda con una cruz de Lorena, que muy probablemente sea de la época de las Cruzadas (de comienzos del siglo XII). La losa, la primera, no se levantaba desde hacía cinco siglos.

_DSC3583
La iglesia, que presenta un aspecto bastante mejorable y que algunos definen como “decrépito” (aunque ha mejorado bastante con la última restauración), está gestionada desde hace siglos por seis confesiones distintas, aunque básicamente son tres las que mayor peso tienen en las decisiones que se toman. Franciscanos, griegos ortodoxos y armenios ortodoxos son los que tuvieron que ponerse irremediablemente de acuerdo ante la urgencia de una clara rehabilitación del edículo del Santo Sepulcro, que lideró un equipo griego experto en antigüedades y que tuvieron que hacer en tiempo récord. No se acometía ninguna actuación de este tipo desde que en 1934, todavía bajo dominio británico, se apuntalara la estructura con cinchas de hierro y maderos, especialmente como consecuencia de los daños causados por un terremoto en 1927.


Toda la información sobre los lugares más sagrados del cristianismo de Jerusalén y Belén en el número 09 en papel de la revista “EV, escapadas y viajes”, ya  a la venta en el Fnac de Plaza de Catalunya de Barcelona o por email a: revistaev@gmail.com


La falta de consenso entre las distintas confesiones ha sido tan manifiesta que una escalera que se encuentra, a la altura del primero piso, en la fachada principal lleva allí desde el siglo XIX.

_DSC3613
Volviendo al edículo, el uso de potentes equipos permitió descubrir debajo de la segunda losa del sepulcro un banco esculpido en la roca que conecta con dos paredes de igual material y que coinciden con las versiones reflejadas en distintos textos religiosos. Su datación además, según los expertos, podría coincidir y pertenecer al siglo I d.C., validando así la versión (más o menos histórica) que en este punto podría encontrarse la tumba de alguien nacido en aquella época (supuestamente Jesús). Esa creencia, con más o menos base (se cree que el conocimiento sobre el lugar donde se encontraba la tumba de Jesús pasó de generación en generación entre los religiosos cristianos de Jerusalén durante el transcurso de las décadas posteriores a su muerte) fue la razón principal por la que siglos más tarde (siglo IV d.C.) el primer emperador romano de confesión cristiana, Constantino, mandó levantar la Iglesia del Santo Sepulcro. También, a petición e insistencia de su madre, Elena, de quien se dice que podría haber encontrado la cruz en la que Jesús sufrió sus últimas horas de vida.

_DSC3588

Cronología del Santo Sepulcro
Así, la cronología de esta iglesia habla de un primer templo pagano construido en el año 135 d.C. por el emperador romano Adriano en honor a Venus tras cubrir una cantera anterior y la supuesta sepultura donde yació el cuerpo de Jesús. Concretamente, hay algunas versiones que apuntan que se erigió una estatua de Venus en el lugar donde se produjo el Calvario, en la colina de Gólgota, el lugar exacto de la crucifixión y que algunos sitúan a unas decenas de metros de una de las puertas principales de Jerusalén y sobre una colina o promontorio de unos 13 metros de altura.
Era costumbre en la época que este tipo de castigos se produjeran fuera de las murallas y en lugares bien visibles como muestra de escarmiento y advertencia pública (la muralla se ampliaría entre los años 41 y 44 y por eso hoy la iglesia es intramuros). Varios siglos después, entre los años 325 y 335 d.C. fue Constantino el que mandó derribar el templo pagano y construir sobre él la primera estructura que respondería a la Iglesia del Santo Sepulcro, donde supuestamente se ubicó la tumba de Jesús e incluyendo en este espacio, el lugar de la Crucifixión o Calvario (…)


También os puede interesar:

En el nº 09 de “EV” viajamos a algunos de los lugares más sagrados del cristianismo

En el nº 09 de “EV” viajamos a algunos de los lugares más sagrados del cristianismo

Estamos ya trabajando en los contenidos del próximo número de “EV”, en esta nueva etapa dedicada a viajes y temática internacional. En esta ocasión viajamos a Jerusalén y Belén para visitar algunos de los lugares más sagrados para el cristianismo como son la Iglesia del Santo Sepulcro en la ‘Ciudad Santa’ y que supuestamente se construyó sobre el lugar en el que se encontraba la tumba en que yació el cuerpo de Jesús tras ser descolgado de la cruz. O la Iglesia de la Natividad, en Belén, donde la tradición señala que se produjo el alumbramiento del hijo de Dios. Además, también repasamos los orígenes de leyendas como la de los Reyes Magos o, por supuesto, hacemos un repaso al conflicto entre Israel y Palestina y que parece lejos todavía de una posible resolución satisfactoria para ambos.

_Muro de la Lamentaciones
Gruta en la Basílica de la Natividad, Belén
Figuras de los Tres Reyes Magos
Muro de separación israelí, en Belén