Praga Top stories

El Puente de Carlos, singular y uno de los grandes símbolos de Praga

El Puente de Carlos es un puente pequeño o relativamente pequeño pero con mucha personalidad y también presencia en el cine. Es el protagonista del primer artículo sobre el que estamos trabajando y que conforma el monográfico que publicaremos sobre la capital checa en formato papel, tipo libro, muy visual pero también con contenido y que quiere ser una buena aproximación a esta interesante ciudad. A continuación reproducimos un extracto de este primer artículo sobre el Puente más conocido de Praga.


> Aparece en muchas películas como escenario predilecto para ambientar escenas de acción pero también entre la bruma para recrear otras ciudades como Londres, Budapest o Viena en ambientaciones más esotéricas o de vampiros.

El Puente Carlos es probablemente uno de los más espectaculares de Europa, reconocible y con personalidad. Su fama es la que hace que cientos o miles de personas en temporada alta se concentren en sus algo más de 500 metros (516 m.) de longitud por 10 de ancho. De hecho, al ser uno de los lugares más llamativos e interesantes de la capital checa, es francamente fácil llegar a sus inmediaciones, especialmente si el recorrido lo iniciamos –como es habitual- en la Plaza del Ayuntamiento Viejo. Desde allí para llegar solo hay que seguir el caminar ligero de unos o distraído de otros para alcanzar el punto de origen desde la Ciudad Vieja al Puente y que lleva hasta el otro lado del río Moldava, conectando con la parte de Mala Strana y el Castillo –extraordinario- en lo alto.

_DSC3804

En el punto de partida del Puente destaca una torre, vestigio de las construcciones defensivas de esta parte de la ciudad, con reproducciones de las figuras originales localizadas sobre el arco apuntado de los reyes Wenceslao IV, San Vito y Carlos IV, y los santos Alberto y Segismundo. Todas ellas, obras del taller del constructor encargado del proyecto Peter Perler, que construyó este puente a mediados del siglo XIV. También en esta zona, en el lado opuesto de la Torre, destaca la Iglesia de San Francisco de los Cruzados, erigida en honor a esa figura, de estilo barroco, dedicada al mártir católico y levantada a mediados del siglo XVII. Merece, sin duda, la visita con un interior llamativo y elegante.

_DSC3798

Fuera, se repiten las escenas de turistas y visitantes tomando un descanso o cogiendo aire, admirados, ante este sensacional monumento que en su momento era continuación del Camino Real hacia las dependencias del monarca y la Corte. En el comienzo mimos, artistas, músicos y comerciantes de la más diversa índole te dan la bienvenida y se van repitiendo a lo largo de todo su recorrido que conforman 16 pilares y que dibuja una pequeña curvatura. Traducido, el pavimento no es perfectamente plano como es fácil de observar y constatar.

A ambos lados, esculturas de reyes, caballeros y de temática religiosa captan nuestra atención. Fueron realizadas por algunos de los mejores escultores del momento (…)

(En próximos artículos complementaremos este contenido así com publicaremos otros sobre lo mucho que ofrece la ciudad de Praga)


También te pueden interesar:

Praga es la protagonista de nuestro próximo monográfico de viajes

La capital alemana está ya entre los grandes destinos turísticos de Europa

0 comments on “El Puente de Carlos, singular y uno de los grandes símbolos de Praga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: