Rincones de BCN Top stories

La zona de Sant Pere, reflejo de la acelerada transformación de Barcelona

Barcelona vive -como muchas otras ciudades- una transformación acelerada, compleja y que trata (de algún modo) de encontrar acomodo entre vecinos y las nuevas tendencias con la llegada masiva de turistas, la aparición de nuevos comercios, inmigración procedente de muchos rincones del mundo y el alza de precios de la vivienda rehabilitada. El reto no es fácil y el descontento, hoy por hoy, existe entre una parte sustancial de la población. El barrio de Sant Pere, cerca de Arco de Triunfo, la Via Laietana, la Ronda Sant Pere y, por abajo, la calle Princesa, es un buen ejemplo de todos estos fenómenos.

R0041752

Se trata de una zona de callejuelas estrechas de trazados irregulares propia del crecimiento de la ciudad durante la Edad Media. De hecho, todavía de aquella época, quedan los nombres de algunas de las calles haciendo referencia a antiguos oficios de por entonces como (en catalán) el de “Sombrerers, “Mirallers” (espejos) o “Agullers” (agujas). El barrio vivió cambios muy importantes durante el siglo XIX con la llegada de inmigración venida de distintos puntos de España para cubrir las necesidades del crecimiento industrial de la ciudad -y de esta zona en particular, donde se instalaron muchas fábricas-. La condiciones de vida en esta parte eran bajas, pobres, como recuerdan desde el Ayuntamiento de Barcelona cuando explican que incluso algunos edificios no contaban con “lavabos ni sanitarios”. En los años 60 se empezó la rehabilitación de muchos de aquellos edificios para mejorar las condiciones de vida.

R0041778

Hoy, varias décadas después de aquellas actuaciones coexisten edificios que todavía requerirían de evidentes intervenciones con otros -dirigidos al turismo- que ofrecen viviendas -pisos turísticos- rehabilitados y de calidad. Es fácil, dándose un paseo por esta zona, encontrar precisamente grupos o parejas de turistas arrastrando sus maletas mezclados entre vecinos de toda la vida. A nivel de comercios, en este sentido, han aparecido tiendas de alquiler de bicicletas o patinetes donde antes había tiendas de punto, bares y cafeterías sofisticados, tiendas de souvenirs o colmados regentados por extranjeros. Por contra, cuesta algo más encontrar locales tradicionales. Hay incluso lavanderías dirigidas a los visitantes y más propias de otras latitudes.

R0041826

Pese a todo ello el barrio sigue teniendo personalidad y mantiene cierta autenticidad. Los dos puntos más relevantes son la Plaza de Sant Pere con el Monasterio de Sant Pere de les Puel·les, benedictino y originario del año 945 siendo el primero, situado fuera de las murallas, de estas características de la ciudad de Barcelona. Prerománico, conserva todavía algunos elementos de entonces en relieves y algunas columnas. Aún así experimentó importantes cambios con el paso de los siglos. La portalada es gótica (s. XV) y el campanario es del siglo XVIIII. El monasterio actuó como tal hasta 1835 cuando se trasladó a su nuevo emplazamiento en el distrito de Sarriá-Sant Gervasi. Las invasiones árabes y los incendios tuvieron su impacto.

R0041728

El otro espacio llamativo de esta zona es el Palau de la Música. Es uno de los edificios modernistas más importantes de la ciudad. Nos dimos un pequeño paseo por su planta baja para darnos con un numeroso grupo de turistas, ávidos de hacer una visita por su interior. Nosotros nos dirigimos hacia la zona de la cafetería para salir por ese lado y volver hacia la calle de Sant Pere Més Alt, por donde habíamos entrado. En la confluencia con la calle de Sant Francesc de Paula se encuentra una curiosa y original escultura. Lleva por nombre “Carmela” y es obra de uno de los artistas nacionales de mayor reconocimiento mundial como es Jaume Plensa. Éste, al ver el éxito que tuvo la escultura -que juega con la perspectiva-, la cedió en 2016 por un plazo de ocho años y de forma gratuita al Ayuntamiento. Si no, tendría que haber viajado como parte de una exposición temporal hacia Michigan. Hoy sigue en su sitio “haciendo comunidad”, como asegura su propio autor.

R0041814

Nosotros acabamos nuestro pequeño paseo por esta parte de Barcelona en una cafetería. Podríamos haber optado por cualquiera de las muchas que hay de estética muy cuidada. No obstante, nos inclinamos por entrar en un bar con un aspecto más sencillo. Lo regentaba un hombre paquistaní mientras de fondo se oía el murmullo de los vecinos de este barrio. La política, por supuesto, parecía ser el tema estrella de la jornada.


También te pueden interesar:

_1030711_b

“La Bombeta”, un clásico de la Barceloneta

_DSC0649

El Mercat de la Boqueria, desde 1836

0 comments on “La zona de Sant Pere, reflejo de la acelerada transformación de Barcelona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: