La infidelidad, como uno de los ejes de la gran obra del escritor checo Milan Kundera “La insoportable levedad del ser”

Kundera, ya casi nonagenario, nació en abril de 1929, ha sonado durante muchos años como posible ganador del Premio Nobel que todavía no ha recibido pese a sí haber obtenido muchas otras distinciones en varios países a su buena e interesante producción literaria. Una de sus obras más conocidas, publicada a mediados de los años ochenta del pasado siglo fue “La insoportable levedad del ser”, una novela que hemos leído y que nos ha gustado.

La historia de sus personajes principales pivota alrededor del amor y de la infidelidad, de la responsabilidad o ausencia de ella y tampoco de compromiso que puede convertir nuestras existencias en etéreas, leves, no sujetas a nada que las sostenga, una o retenga al restos de seres que coexisten con nosotros. Escrita de forma ágil pero también dando muestras de un gran nivel como escritor, la obra no llegó a publicarse en su país de nacimiento y donde desarrolló la primera parte de su vida hasta el año 2004. Desde su publicación, por el contrario, se convirtió en un clásico que ha gozado de muy buena crítica.

_DSC3615
Panorámica del centro de la capital checa, Praga.

Su relación con la República Checa, es uno de los escritores de aquel país de mayor fama pero también polémico, se vio truncada en 1975 cuando decidió exiliarse en Francia, país en el que apenas unos pocos años más tarde adquirió la nacionalidad (1981) y pasó a adoptar su lengua como propia para sus obras a comienzos de los noventa. En checo publicó sus primeras obras como la misma “La insoportable levedad del ser” pero también, entre otras, “El libro de los amores ridículos” (1968) o “La vida está en otra parte” (1972). Todas, destacadas por la crítica como también buena parte de las que escribió más tarde. En los noventa cabe reseñar “La lentitud” (1995), “La identidad” (1998) o “La ignoracia” (2000). Su última obra la publicó en 2014 después de 14 años de silencio. Recibió en general buena acogida entre crítica y lectores y llevó por nombre “La fiesta de la insignificancia”, con mucho de filosofía y algo menos de política que en otras de sus obras precedentes.

Precisamente en su obra más conocida y que tratamos aquí, “La insoportable levedad del ser” los sucesos de la Primavera de Praga de 1968, con el leve levantamiento contra la ocupación soviética y las consuecuencias que tuvo para todos aquellos que lo protagonizaron adquiere un peso determinante en la novela. Así, por ejemplo, vemos como uno de los personajes centrales, médico, bien situado y respetado, pasa a limpia-cristales. Conocemos de la mano del narrador los entresijos y las burdas maniobras del régimen ruso para someter y manipular las posiciones de los ciudadanos a través del chantaje, la mentira y la opresión. De hecho, vemos como antes de caer en desgracia emigran a Suiza para más tarde volver a Praga, una ciudad que cada vez les es más ajena pero por la que sienten el amor propio por el hogar.

_dsc5503
Exposición en el centro de la ciudad de Praga sobre los hechos de la Primavera de 1968.

El final no lo contamos para no hacer ningún ‘spoiler’ pero sí recomendamos su lectura tanto por el nivel literario de este autor caído algo en desgracia en su propio país como por los elementos de reflexión alrededor de la condición humana así como el contexto concreto en el que se circunscriben los hechos vividos y descritos por sus personajes. Sin duda, Kundera es uno de los grandes nombres de la literatura checa pese a vivir buena parte de su vida en Francia y también haber escrito durante casi los últimos veinte años en la lengua de su país de adopción. //


También te pueden interesar:

_R050676

“El librero de Kabul” (Asne Seierstad)

 

aldekoa01

“Indestructibles”, buen libro y buen periodismo sobre África de Xavier Aldekoa

_DSC5306

La Praga Nueva, ‘corazón’ de la capital checa